Facundo Batista: Jardinera

   Publicado:


Sí, ya sé que estoy denso con las fotitos de Malena... ¿¿¿pero qué quieren que haga???

<baba>
Malena jardinera
</baba>

Facundo Batista: ¡Carne!

   Publicado:


Mi familia es bastante carnívora (como sucede con los argentinos en general). Cuando vivía con mis padres, no tenía mayor injerencia en cómo, dónde o cuando se compraba la carne (aunque existe la anécdota de que yo, de niño, siguiendo una receta, fuí a la carnicería del barrio a comprar "un kilo de ternera", y el carnicero me preguntaba "¿pero qué corte"?).

Cuando volé del nido, una de las cuestiones que tuve que decidir y hacerme cargo, fue, obviamente ¿dónde comprar la carne?

No es una pregunta sencilla. Bah, la pregunta es sencilla, lo que no es simple es la respuesta. Para simplificar, voy a contar solamente mi última experiencia.

A muchos les gusta construir una "relación especial" con el carnicero/a del barrio (no encontré una manera de escribir eso que no suene un poco pornográfico). De esa manera, siempre tratan de conseguir un corte lindo, una mejor atención, etc. Mi problema es que en la zona donde vivo la carne está cara. Eso me llevó a ir buscando precios por un lado, por el otro, y al final terminé en Chalín, un frigorífico que descubrió mi viejo por la zona de Mataderos.

Mataderos es lejos de casa, sin embargo. Durante mucho tiempo Chalín hacía delivery, con lo cual me traían el pedido a casa (entonces, me resbalaba que fuese lejos).  Desde hace un tiempo, sin embargo, no tienen más ese servicio, pero se puede encargar el pedido y pasarlo a buscar. Aunque no podés elegir el pedazo de carne puntualmente (esa tira de asado, ese pedacito de vacío), pasar a buscar el pedido tiene la ventaja de que no tenés que hacer la cola.

¡Y no hacer la cola es importante! Es que en Chalín se junta gente. Normalmente, tenés una espera de dos o tres horas. Pero me ha pasado de ir en una fecha complicada (para las fiestas de fin de año), llegar a las 7:50 de la mañana, y encontrarme con que tenía 270 personas adelante!! Me terminé yendo a las 12:40 :/

Ahora, ¿tiene sentido ir a buscar la carne hasta allá? De Olivos a Mataderos hay una distancia respetable, y aunque en tiempo no es tanto, hay un gasto de nafta, etc. Una vez, a principio de año, comparé los precios y calculé que, para la compra que había hecho, en Chalín gasté $998, y en la carnicería del barrio habría gastado $1309. Sí, más de 300 mangos de diferencia.

En fin. El punto es que hace mucho tiempo que compro en Chalín, para el consumo de la casa, para cuando hago asados por un cumpleaños, o mis asados geek. Incluso tengo el historial de precios, desde hace cuatro años y medio, que les comparto acá.

Carne

No dejo de buscar alternativas, sin embargo, por si deja de ser la mejor opción. El otro día un conocido que respeto mucho culinariamente me recomendó el Frigorífico Las Heras, que tienen delivery, y decidí probarlos.

Tienen varias cajas, paquetes prearmados de opciones. Por ejemplo, yo compré la "Familiar", que traía "cortes de milanesa, picada, y peceto" (según me dijeron por teléfono). Cuando llegó la caja, ví que tenía 3.5kg de picada, los cortes para milanesa eran 1.5kg de nalga, 1.6kg de cuaddrada, y 1.3kg de bola de lomo, y finalmente el peceto, 1.4kg.

Las principales ventajas de este frigorífico son que te traen el pedido a tu casa, y que viene empaquetado al vacío, super cómodo de manejar y meter en el freezer.

Pero aunque la carne es un poco mejor que en Chalín, me cobraron $70 el kilo (mientras que en Chalín, a esas cantidades de esos cortes, hubiese tenido un promedio de $51 por kg). Y no hay una diferencia de calidad que amerite esa diferencia de precios.

Sí, a Chalín la tengo que ir a buscar. ¡Pero compro los cortes que quiero! Finalmente, un detalle no menor: en Chalín *siempre* me dieron un ticket AFIP válido, y del frigorífico Las Heras no me trajeron boleta.

Juanjo Conti: Cómo un programador escribe una novela

   Publicado:

La semana pasada Colectivo Libre organizó una conferencia (llamada Conferencia de Software Libre del Litoral) y me invitaron a hablar sobre cultura libre o crowdfunding o Creative Commons. En particular, que cuente mi experiencia.

Di una charla llamada Cómo un programador escribe una novela: crowdfunding, herramientas y licencias en la que conté mis peripecias financiando la impresión de mis libros (como ese camino fue evolucionando), hablé de las herramientas que desarrollé para imprimir Xolopes y cerré explicando brevemente las distintas licencias Creative Commons disponibles.

La presentación la armé con slides.com, un sitio que utiliza la librería reveal.jshttp://slides.com/juanjoconti/como-un-programador-escribe-una-novela#/





Cómo un programador escribe una novela

(más fotos)

Luego de la presentación hubieron muchos comentarios y preguntas. Estuvo muy bueno. ¿Te al perdiste? Probablemente vuelta a darla en la Feria del Libro de Santa Fe el sábado 13 de septiembre a las 18 hs.

Lamentablemente no fue grabada y las slides dicen poco por si solas. Sin embargo, acabo de recuperar el borrador de un post que nunca publiqué. Su contenido coincide con un tercio de la charla, aunque tiene mucho más detalle técnico del que expuse en la conferencia:

Cómo escribí Xolopes

Este artículo habla sobre la novela corta Xolopes.

Durante mis últimas vacaciones estuve tomando notas rápidas en el celular. Ideas, conversaciones, principios, finales. Al mismo tiempo estuve leyendo una novela cuya estructura me gustó mucho y quise imitar. Quise hacer un cover.

—¿Y qué escribís? —se interesa el marido de la señora.
—Cuentos.
—Ah… hay que tener imaginación para eso.
—No tanta, me la paso recogiendo voces de otros.

Xolopes #46

La novela sería entonces una sucesión de textos, en su mayoría cortos, con un orden propio. El problema era que no conocía ese orden, que nuevas partes irían surgiendo y que otras serían eliminadas. Escribir todo en un único documento, “un Word”, no parecía una elección correcta. Como me gusta programar, la solución a mi problema sería un programa.

… en lugar de ser una sucesión de pocos capítulos largos, se forma con una multiplicidad de textos cortos, uno a continuación del otro, una multitud de voces que van ingresando al texto para formarlo.

Xolopes #122

Pasé cada una de las partes que tenía hasta el momento a archivos de texto. Uno por cada parte. En otro archivo (índice) escribí un orden tentativo para las partes. Finalmente, escribí un script en Python (que se fue refinando y extendiendo) capás de leer índice y armar un documento Latex con las partes y el orden especificado. Ese documento Latex puede compilarse a pdf, generando el archivo que voy a enviar a la imprenta.

Con el correr de los meses fui escribiendo el resto de las partes. Algunas historias son recuerdos de otros viajes, otras son el resultado de ejercicios en el taller, otras, anécdotas prestadas y otras, totales inventos. Mientras lo hacía, iba probando distintos ordenes hasta encontrar EL ORDEN definitivo que tendría la obra, ese que tenía desde antes de ser escrita pero que aún no conocía.

Control de cambios

Me resulta entretenido participar de todo el proceso de la concepción de un libro. Desde tipear sus palabras hasta imprimirlo y voy refinando e incrementando mi participación en todo el proceso lo más que puedo. En este experimento, a diferencia de los dos anteriores (1 y 2), intento

Además de escribir la novela usando un programa escrito especialmente para escribirla, la misma fue escrita de forma similar a la que se escribe un programa. Utilicé un sistema de control de versiones para llevar registro de cada uno de los cambios que iba haciendo.

Ejemplo: https://github.com/jjconti/novela-workflow/commit/47805ecaf6d873363f10220b27113ef53b6f1855#diff-b1d745729a42a8029705f6c847066918

Herramientas

Otras herramientas fueron escritas a la vez que se escribía la novela pero no quiero irme en detalles. Temo aburrir con muchos tecnicismos a los lectores, autores, editores que lean este post. También temo aburrir con muchas palabras a los hackers, programadores y geeks que lean este post. Por lo tanto voy a cerrarlo ahora mismo :)

Este es el set de herramientas propias y archivos utilizado para generar el pdf de la novela al momento de escribir este post. A los ojos de un programador, son herramientas simples que uno puede hacerse en un su casa. Pero tal vez les sean interesantes a autores o editores:

  • format.sh (evita tener archivos muy “anchos” limitando el número de columnas)
  • xolopesBase.tex (template del documento Latex utilizado)
  • regenerateIndex.py (le agrega al índice las primeras palabras de cada archivo para tener contexto y ayudarme a no perderme entre los nombres de archivos)
  • xolopes.sh (programa maestro, llama a xolopes.py y compila los documentos Latex a pdf)
  • xolopes.py (genera el documento Latex en base a las partes y al índice, en dos versiones, con imágenes y sin imágenes)
  • getDot.py (genera el archivo .dot que representa el mapa de la novela)
  • map.sh (en base al arcihvo .dot que representa el mapa de la novela genera el mapa en distintos formatos)

Gabriel Patiño: Mazo de leña

   Publicado:

Hace rato que andaba necesitando un mazo para darle a los formones o encajar los encastres de madera cuando hago algún proyecto, así que me hice uno, y de la forma más simple y barata:

Fui hasta la pila de leña, busque un pedazo para la cabeza, y otro para el mango, cortar, encastrar, y lijar un poquito.


Listo, un mazo que no marca la madera por $0. La madera es álamo de unos troncos que cortaron unos chicos en el fondo de casa, y estaba esperando a ser consumida en el próximo asado.


Este mazo fué indispensable para hacer las colas de milano del porta rollos que hice hace poco, y creo que va a seguir funcionando por un buen rato.

Lo bueno es que si se rompe o no me sirve, igualmente puedo usarlo en alguna parrillada :)

Algunos detalles:


Juanjo Conti: Aprendiendo Ruby: desde Python

   Publicado:

Hace un mes y medio estoy estudiando y trabajando con el lenguaje de programación Ruby. Después de unos cuatro años con Python y luego más de tres con PHP/JS, el cambio se sintió como una ráfaga de aire fresco y en esa ráfaga reconocí aromas del pasado.

El primer día que use Ruby, leí este artículo:

https://www.ruby-lang.org/en/documentation/ruby-from-other-languages/to-ruby-from-python/

Es bastante incompleto.

Ruby es muy parecido a Python. Pero hay muchos detalles que te pueden morder. Mientras iba estudiando, fui haciendo una lista de los que me mordían. Esa lista se convirtió en mi primer charla de Ruby.

El jueves 7 de agostó se llevó a cabo la tercera meetup del año de RubyLit (el grupo de usuarios de Ruby local). En esta presenté una charla titulada Aprendiendo Ruby: desde Python. Las slides de la presentación fueron generadas en base a un notebook IPython usando el kernel IRuby y me permitieron mostrar código vivo dentro de cada slide.

Este es el notebook que usé el día de la charla: http://nbviewer.ipython.org/github/jjconti/aprendiendo-ruby/blob/rubylit_meetup/RubyDesdePython.ipynb

Y esta la versión actualizada con los comentarios que surgieron durante la charla y que voy mejorando con el tiempo: http://nbviewer.ipython.org/github/jjconti/aprendiendo-ruby/blob/master/RubyDesdePython.ipynb

Gonzalo Martinez: Poderosa Edición Nro8 de #TheOriginalHacker

   Publicado:

Esta edición [0] es poderosa, con el estilo simple y profundo que la caracteriza, Eugenia nos redobla la apuesta con distintos análisis de alto nivel en lo profesional y de bajo nivel en lo computacional.










PHP y el manejo de datos en memoria
Los lenguajes de programación de alto nivel generalmente administran la memoria por nosotros y los más desinteresados crean y usan variables sin preocuparse demasiado pero si vos sos de aquellos a los que SI les importa ese tipo de manejos. Bueno este artiulo es para vos.

PHP: Hacking, debugging, o simplemente diversión
La diversión, como la belleza en la programación pueden parecer (para algunos) conceptos mal usados cuando se trata de un proceso que en gran proporción es racional, pero, la creatividad y la humanidad que cada uno le imprime a su manera de escribir código, nos hace retomar esos conceptos en su forma más pura. Divertirse debuggeando o hackeando eso es lo que Eugenia nos propone en este articulo.
«Belleza es la API de la librería requests de Kenneth Reitz para Python[1]»

Software Libre y la diferencia con el software privativo desde la óptica intrínsecamente profesional y no política
Huff, un articulo profundo, simplemente tremendo.

La orientación a objetos y sus enfoques como estilo y paradigma.
Amo este articulo (no es por que los ejemplos estén escritos en Python bueno un poco sí) por que nuevamente se puede ver como con palabras sencillas se puede llegar profundo en cosas que normalmente se explican en libros enormes. (que igualmente no habría que dejar de leer).

En síntesis:

Una edición tremenda donde encontrarás como dije al principio un alto nivel profesional y un bajo nivel computacional.

Y nuevamente me gustaría decirle a Eugenia como le dije por Twitter [2].
Gracias por decidir ser Libre.

[0] http://originalhacker.org/
[1] http://docs.python-requests.org/en/latest/
[2] https://twitter.com/GonzaMartinez/status/500384932536262656

Juanjo Conti: Middle-office

   Publicado:

by Juanjo Conti
translated by Eli Nieto
some corrections by Amanda Kendzior



When Alfred heard the pigeon cooing through the window, he stopped staring at the computer screen to look up at it. As he was trying to find an excuse for a little break, he looked at the huge scarlet clock on one of the walls in office C of the 3rd floor. It was almost 2 o’clock. Working time was over, but he had to work overtime that day and he wouldn’t be at home until 5.
He looked at the computer again, and kept working. The idea of working late didn’t allure him at all. In fact, seven hours per day were enough for him to meet his obligations, but paid overtime was a hard won labor union victory. Not taking advantage of this right would be an unforgettable affront to the trade union leaders.
Alfred took advantage of his working time to tidy up his stuff; reading the news on-line and chatting to a 26-year-old Puerto Rican girl with springy curly hair (or at least it was that what he thought. There’s a story about a plumber of questionably mental instability that logs onto chat rooms pretending to be a Caribbean woman, but let’s talk about that later).
There were others in the same situation: Charly from the accounting department, Oscar who did the same job as Alfred, and a new guy who hadn’t found his place yet in the huge state bureaucratic machine. His name was Marcos.
“Don’t forget to turn off the coffee machine” said Grace, the secretary, who was the last of the five people working in the morning shift at office C. After the warning and without saying good bye, she clocked out and left.
A smell of burning coffee was hanging in the room’s air, when Marcos went towards the coffee machine and obeyed the secretary’s command. Since he was there already, Marcos took a little plastic glass and poured some black coffee into it.With a steel coffee spoon he took sugar from the sugar pot, which was filled by Grace thanks to the contribution of two dollars per person. And he went on drinking. The beverage color was of a shiny jet-black, almost with the brightness of a glittering ruby, as if it was some nectar of the gods in Marcos’ imagination. It was ideal for that rainy day. But at the moment the liquid reached his throat…
“Yuck!” he cried, and with a contorted expression he forced the liquid, which now looked more like pavement than elixir, down his throat.
“What happened, Marcos?,” Oscar shouted from the end of the room. “Isn’t it delicious the coffee that Grace made?” Sniggering, trying to contain a cackling laugh. Oscar had worked there for twenty years and he knew perfectly well from experience the culinary -if I may use the adjective – skills of Grace. A long time ago had she showed not just a little, but very poor, cooking skills. Her first attempt was an English pudding. It was a present for her mother on St Anne’s Feast Day, the day of her Saint. Nobody can assert confidently whether the pudding was tasty or not, but from the moment the pudding was in the family, it became the best door stop that Grace’s family ever had.
Once recovered from the sensory experience, and flushing the coffee down the toilet, Marcos pronounced the words that would initiate an important change in the office:
“All that is gold does not glitter.”
He nodded in agreement with himself, moving his head up and down as if it were bouncing in the air. The other men in the office put what they were doing aside to look at him. They did not notice at first that they were looking at the same thing. In their eyes there was the same glitter and, in their lips, the same question. Alfred, determined to know the answer, stood up, cleared his throat and enunciated:
“Not all those who wander are lost.”
Trying hard to dominate his body, Charly stood up on his 260 pounds, raised his head with a grizzled beard and absent hair, and said:
“Deep roots are not reached by the frost. The old that is strong does not wither.”
Suddenly, Oscar who was looking at the others with wide open eyes as if he were seeing ghosts, put out his cigarette and said with some kind of shame:
“From the ashes a fire shall be woken. The crown-less again shall be king.”
Absolute silence.
Could it be true what the three of them were thinking of? Oscar, Charly and Alfred stared at Marcos, little Marcos.
Marcos, who still had the little plastic glass in his hands, was hypnotised by watching the sudden movements and poetic manifestations. He didn’t know what to do. Steadily, he dropped the glass onto his desk and he even thought of going round and leaving slowly, as Grace had done. But he had to work overtime too.
Then, taking off the mask with which he had been going to the office, he raised a smile and shouted:
“Renewed shall be blade that was broken!”
The office turned into an avalanche of shouts and shrieks, celebration and joy. Yells and screams were heard, like those of a crowd of Hobbits coming down a meadow in The Hill after some mischief-making. The three workmates got closer to Marcos, and they welcomed him with a warm handshake, as if this were his first day at the office. They laughed joyously together, happy to have found themselves in the office world.
From that day on, overtime in the office C from the 3rd floor has never been the same. Alfred, Charly, Oscar and Marcos play their favourite role-playing game while the office transforms itself into the Middle Earth.

Manuel Kaufmann (Humitos): Óptiko

   Publicado:

Sí. Se puede ver con los ojos cerrados. Aunque te parezca que estoy delirando, tengo dos libros que avalan mis dichos.

DSC_8319.thumbnail.jpg

Dos libros que recibí en la exposición

Durante mi viaje por Valparaíso, Chile con mi Mamá, como yo me tomé esa semana completa de vacaciones, aprovechamos para recorrer lo más que podamos y así conocer la cultura Chilena y la escencia de Valparaiso. En el hostel en el que estábamos parando nos recomendaros visitar la ex-cárcel de Valparaíso y nos dijeron que ahora era un museo que contaba muy bien la historia. Valía la pena ir.

Si mal no recuerdo, el último día que estuvimos en Valparaíso decidimos ir a visitar la ex-cárcel ya que nos llamaba un poco la atención de qué se trataba la cosa y además nos quedaba cerca de otro lugar que íbamos a visitar ese día. También figuraba en el GPS como un lugar de culto o similar. Entonces, luego de acomodar las cosas y cargar todo lo necesario en el auto para arrancar, nos fuimos para la ex-cárcel. Lamentablemente, cuando llegamos nos informan que estaba cerrado, pero que si queríamos aprovechar el viaje de haber ido hasta ahí, podíamos ir en frente que había una exposición de algo y quizás podía ser interesante.

Nos cruzamos al edificio de en frente y vemos que en la primera habitación había una muestra de arquitectura, ingeniería y similar sobre contrucciones baratas de casas de familia debido al gran incendio que hubo en Valparaíso hace unos meses atrás. Donde la gente perdió todo lo que tenía, incluso sus viviendas. Por eso, un grupo de arquitectos, ingenieros y demás gente relacionada en ese tema, estaba mostrando varias propuestas de casas económicas/recicladas para que la gente común se pueda construir la suya a bajo costo. Si bien la propuesta estaba interesante, había poco para ver y mucho para leer, lo que siendo de otro palo, me costaba bastante entender e imaginarme cómo funcionaban las cosas que proponían.

Seguimos adelante hasta la segunda habitación que parecía que había algo pero como que estaba cerrado ya. Bastante oscuridad, pero con luces ténues en algunos lugares y algunos flashes que se disparaban cada tanto. Parecía que estaban guardando todo y como cerrando, pero sin embargo los flashes confundían. Seguimos caminando un poco más hasta que le pregunto al señor de seguridad si se podía pasar y qué había. "Sí, está abierto y se puede pasar. Es una muestra experimental sobre la visión" -me contestó.

Entramos...

Al principio se nos acercó un chico y nos empezó a contar de qué se trataba todo eso. Era bastante raro todo. Unos reflectores LED de bastante potencia intercambiando entre rojo, verde y azul constantemente a una velocidad constante y reflejando su luz sobre impresiones con distintos dibujos en esos tres mismos colores [1]. Eso generaba un efecto un poco extraño haciendo parecer que los objetos se estaban moviendo constantemente, ya que dependiendo del color de la luz que se le proyectaba, era el color que se reflejaba en la impresión y así daba la apariencia de que se movían debido a que a veces veíamos los puntitos de un color y a veces los que estaban al lado (que eran de otro color).

"Bueno, el recorrido comienza por..." -escuché y desperté del cuelgue que tenía mirando esos objetos. Este muchacho nos explicó de qué se trataba la experiencia y nos dijo que se llamaba "Visión con el párpado cerrado", que era un estudio que venían haciendo hace varios años y nos invitó a pasar al primer experimento que consistía en ingresar a una habitación muy oscura. En esta, un proyector apuntando hacia nosotros y tres paredes de plástico transparentes separadas a distancia de 1 metro entre ellas aproximadamente (estas paredes/pantallas estaban entre el proyector y nosotros). A los pocos segundos, empieza a salir mucho humo de una máquina de humo y unos instantes después se prende el proyector. Empiezan a aparecer diferentes figuras geométricas en blanco y negro sobre todo y algunas en colores. Sin embargo, el efecto que generaban las blanco y negro era increíble. Se veía todo en 3D. Por ejemplo, el proyector mostraba un cuadrado simple y plano y este pegaba sobre la primera pantalla a un tamaño x, después pegaba sobre la segunda pantalla a un tamaño x+10, luego en la tercera a x+20 y finalmente pegaba en todo el humo que había en la habitación, te traspasaba y parecía que estabas adentro de un cubo gigante. Movías la cabeza para los costados y el efecto visual seguía siendo muy fuerte. ¡Me quedé sorprendido!

En ese mismo experimento pasaron muchas otras cosas más. Diferentes figuras, diferentes colores, cosas que se movían y demás pero yo quedé más impactado con el cuadrado/cubo. No sé si es porque fue lo primero que ví y después ya no me sorprendió tanto o qué. El primer sonido fue: "Waahh, ¡qué zarpado esto!" y después fue bajando el nivel de sorpresa.

De ahí pasamos al segundo experimento dónde este flaco nos advierte: "Por ningún motivo abran los ojos. ¿OK?. Si por alguna razón se empiezan a sentir mal o sienten algo extraño que no pueden soportar, quieren dejar de tener la experiencia o lo que sea: no abran los ojos. Hacen un gesto y yo paro la máquina o bien se levantan con los ojos cerrados y se van hacia un costado. ¿OK?"

La verdad, me dio un poco de miedo.

Luego de esa advertencia, nos comenta que el próximo experimento se trataba de mirar con los ojos cerrados a un reflector LED de alta potencia que parpadeaba a diferentes frecuencias y expedía luces de diferentes colores. Esas luces a esa determinada frecuencia provocaría en nosotros diferentes imágenes que tendríamos que poder ver con los ojos cerrados. "Por favor, traten de reconocer los patrones que ven, jueguen con sus manos y dedos tapando un poco la luz que les llega desde el reflector para ver los cambios que se producen" -nos comentó y nos volvió a advertir que no abriéramos los ojos por ninguna razón.

Me siento, direcciono mi cabeza hacia el centro del reflector, cierro los ojos y... "Waaaahhhh!" -se escuchó al unísono. Todos dijimos eso en el instante que el tipo prendió el reflector. Más que increíble. Parecía que estaba volando, veía flores, trivales de todos los colores, mucho rojo y naranja con amarillo. Figuras que aparecían de todos lados e incluso con un rango de visión mucho más amplio al que estamos acostumbrados a ver con los ojos abiertos. Venía mucha más información, en más direcciones y que uno no está acostumbrado a procesar.

Se notaba como iban cambiando las frecuencias de los flashes y los colores de las luces. Sin embargo, no se podía descifrar de qué color era la luz que nos estaban proyectando sobre nosotros. Los colores se mezclaban y se confundían. Por momentos lo que parecía que era rojo se volvía naranja o blanco de repente. Intenté concentrarme un poco, prestar más atención y al rato empecé a llorar mucho. Me caían muchas lágrimas y por momentos sentí que quizás no lo iba a poder tolerar. Así que, me levanté con los ojos cerrados y me di vuelta hacia dónde estaban los demas. Ahí, terminó esa experiencia...

Para la siguiente, nos dirigimos a una mesa donde estaba otro tipo tocando una máquina y que a sus costados tenía una especie de vinoculares con dos perillas y un cable que salía por la parte trasera. Ese cable se conectaba a una consola y él tocaba algo desde la computadora. Desde lejos se veía que desde esos vinoculares salía una luz blanca que parpadeaba de a ratos...

Nos sentamos, nos dan los vinoculares apagados y además nos ponemos unos auriculares. "Una vez que te pongas los vinoculares, cerrá los ojos y luego yo los prendo. Con las perillas de los costados podés cambiar la frecuencia del parpadeo y la intensidad de la luz" -nos dice.

Me pongo los auriculares, cierro los ojos, me acerco los vinoculares con un poco de miedo pensando "¿Qué pasará?" y empiezo a ver algo similar a lo que pasaba en el experimento anterior, pero quizás un poco más definido y sin que me haga "daño" a los ojos. En esta oportunidad no lloraban, así que aproveché y me quedé delirando un tiempo bastante largo con las figuras, formas y colores que se veían. La música ayudaba bastante a la locura del momento ya que era un estilo instrumental psicodélico y como que te taladraba un poco los oídos.

Una vez que decido terminar el experimento, me pongo a hablar con el señor que estaba comandando la máquina y me dice que él mismo era uno de los investigadores que hace varios años están trabajando en esto de la "Visión con el párpado cerrado" y me cuenta un poco sobre la historia de sus experimentos y los orígenes. Nos comenta que todo esto no es producto de la imaginación, sino que esas figuras que yo vi son las mismas que vemos todos a determinada frecuencia e intensidad de luz. O sea, si ponés la luz a 2000 lúmenes con una frecuencia de parpadeo de 6Hz todos vamos a ver lo mismo, lo cuál para mi, es sorprendente.

Nos habló de que para nosotros es algo nuevo pero que se sabe que en otras culturas ya se había estado investigando sobre estas cuestiones. Así, me voló la cabeza con todo lo que me contó y me regaló los dos libros a los que le saqué una foto.

Tienen un sitio web donde se pueden ver fotos de los elementos que describí y obtener más información sobre esta técnica de "Visión con el párpado cerrado" bien extraña. Además, hay información técnica referida a las frecuencias, sobre cómo vemos, qué es ver, qué es interpretar y demás. También está el libro en formato PDF para descargar y varias utilidades de flashing.

Personalmente, me gustaría seguir leyendo e investigando un poco y ver la posibilidad de crear/hacer este dispositivo parecido a un vinocular para poder hacer mis propios experimentos y compartir esta experiencia con otros. ¿Me ayudás con el diseño de los circuitos? [2]

[1]como el círculo que está en la tapa de uno de los libros
[2]en principio se necesita un LED de alta potencia (creo que ese vinocular tenía 2x10w), un generador de frecuencias (creo que puede ser un 555) y algo que controle la intencidad (¿una simple resistencia variable?)

Gabriel Patiño: Porta papel higiénico de lenga

   Publicado:
Como no tenemos casi nada en la casa, estuve haciendo unas cuantas cosas funcionales como estantes, percheros, Vale hizo unos cuantos muebles con cajas de madera, etc.

Esta vez era el turno de hacer que el rollo de papel higiénico se quede quieto, y me dí el gusto de hacer algo un poco más complicado de lo que era necesario.

Tenía un par de tablas de lenga que me sobraron de la quesera, así que saqué las medidas de un rollo de 80m, y corte las tres piezas necesarias (el fondo y los dos laterales).

Para la unión me puse un poco pretencioso y decidí encastrarlas con una unión que se llama "cola de milano" (o cola de pato), que generalmente se usa en muebles finos, cajas, cajones, pero por acá también lo he visto en uniones de columnas y vigas.


Por ser la primera vez que lo hago, y usando herramientas manuales (sierra y formón), me salieron bastante bien.

Con la fresadora le hice unos zócalos para calzar el eje donde va el rollo, que no es más que un pedazo de leña que tenía en el fondo, listo para ser usado en el chulengo.


La caja la termine lijando hasta 220 y aplicando goma laca usando una técnica similar (pero más simple) a la que usan los lustradores de muebles finos e instrumentos musicales: el lustrado a muñeca. Ni por asomo llego al nivel de terminación de estos tipos, pero en poco tiempo se puede llegar a un resultado bastante agradable, especialmente en un proyecto de este tipo.


Alejandro Alvarez: Cómo cuidar nuestras manos

   Publicado:
Las manos es una de las zonas en donde la piel es muy delgada y sensible, es por esto, que es de suma importancia brindarle los cuidados necesarios, que son prácticamente los mismos que se aplican en la cara o en otras partes del cuerpo que sean sensibles.



Las manos suelen delatarnos nuestra edad ya sea por ser una piel muy fina y que se deshidrata de forma fácil. Las arrugas en las manos se hacen presentes en forma temprana. A esto se suma la radiación ultravioleta que nos pega directamente del sol por estar muy expuestas.

Cuidarse de la deshidratación: Cuando hay deshidratación, tus manos lucen sin brillo y tienen un aspecto acartonado. Es de suma importancia, el humectar, hidratar y usar protección solar aun cuando estemos fuera de temporada de primavera o verano, por ejemplo en invierno. La buena apariencia de la piel las manos de está relacionada, en gran parte, con el grado de hidratación y de humectación.


Cuidarse de las manchas: Las manchas son un síntoma que suelen presentarse de forma frecuente en las manos, lo más importante es retardar su aparición. Para nuestra suerte, estas afecciones son capaces de prevenirse y de tratarse con muy buenos resultados en los casos en que ya estén en las manos.
Share