Juanjo Conti: Comprar software por impulso

Anoche un amigo hablaba en un progarma de radio. Lo empecé a escuchar en el auto y cuando llegué a casa quise seguirlo en la computadora. Entré a la web de la radio y el navegador se quejó de que me faltaba un plugin para reproducir Windows Media Player files en Mac.

Una rápida búsqueda me indicó que la única alternativa era paga. El software que necesitaba se llama flip4mac y su versión básica cuesta menos de seis dólares.

No tuve ningún reparo. Hice dos clicks, tipié mi password de PayPal, otros dos clicks y tenía la aplicación descargada. No habían pasado cinco minutos desde que llegué a casa.

Cuando por fin acceso a la página de la radio con un navegador soportando el formato de archivo que usaban, me encuentro con que la radio no estaba transmitiendo.

Ya lo reporté.

Juanjo Conti: Iluzines de las susodichas

¿Qué se puede encontrar en el stand de las editoriales independientes?

Los libros de La Susodicha son siempre objetos de diseño. Este año desembarcaron en la feria con lo que ellas llaman Iluzines: una mezcla entre fanzine e ilustraciones. Tienen dos: Qué he sacado con querer... te (con dibujos de Flor Soler) y La jardinera (con dibujos de Valeria Marioni). Ambos inspirados en letras de canciones de Violeta Parra y ambos con algún detalle (físico, objeto, un regalo) escondido en su interior.

Los encuentran en la feria del libro, al fondo a la derecha, stand de las editoriales independientes, al módico precio de 15 pesos.

Alejandro Santos: tl;dr: Python 2 vs Python 3

$ cat main.py
print (u"Hello " + b"World!");

$ python2 main.py
Hello World!

$ python3 main.py
Traceback (most recent call ast):
File "main.py", line 1, in <module>
print (u"Hello " + b"World!");
TypeError: Can't convert 'bytes' object to str implicitly

Juanjo Conti: Borges y la metáfora

Durante el primer sábado de la feria, Santiago de Luca y Estanislao Giménez Corte dieron una charla titulada Charla al alimón, Borges y la metáfora.

Grabé con el celular el audio de pero el resultado no es tan bueno debido al ruido que hacía un foco que se estaba por quemar. Pero para alguien que quería asistir y no puedo, ¡es mejor que nada!

Parte 1:

Parte 2:

Preguntas y respuestas al final del misma:

borges_y_la_metafora.thumbnail.jpg

Juanjo Conti: El barrabrava que no fui

Hoy, después de mucho tiempo se vuelve a jugar un clásico en la ciudad de Santa Fe. En el último ganó Unión y luego descendió de categoría.

El viernes a la mañana llevaba a mi mujer al trabajo y escuché en la radio que empezaba la venta de entradas.

Nunca voy a la cancha. Me sobran los dedos de la mano para contar las ocasiones y no las recuerdo a todas, pero, en ese momento, no se por qué, me invadió una fiebre sabalera. Lo llamé a mi tío que suele ir y averigüe los pormenores. Manejé hasta la cancha, pregunté a uno que barría un enorme escudo pintado en el piso, me indicó que a la vuelta, llegué y estacioné.

La cola era de unas cincuenta personas y la venta no había comenzado. Faltaban cuatro horas.

Hasta ahí me duró la pasión. Me fui, mintiéndome que a la tarde volvería, o de última el sábado a la mañana.

Es domingo por la mañana y escucho en la radio que todavía siguen vendiendo entradas (al parecer exageraron un poco los que acamparon desde las tres de la mañana por su ticket). Ya se que no voy a ir a la cancha, me anoté para cubrir el turno de hoy en la feria del libro, pero no puedo dejar de imaginar al barrabrava que no fui: de lentes para distinguir algo en el campo de juego, flaquito, pálido, mal afeitado y sin peinar. De seguro, el terror de los policías de turno. Solo sería cuestión de escurrir el rumor sobre un loquito en la hinchada, científico loco o algo así, capaz de armarte una bomba con gas de gaseosa de segunda marca, trapo de bandera y el aceite que chorrean los chorigol.